Pastas dulces rellenas

¡Hola a todos! Hoy os voy a enseñar la receta de pastas dulces rellenas. Es una receta fácil de preparar y económica, además que podemos jugar con nuestra imaginación para darles variadas formas.


Ingredientes:
-300 g de harina
- 250 g de mantequilla
- 2 huevos
-Aroma de vainilla
- ralladura de medio limón
-150 g de azúcar blanco
-azúcar glas
- medio sobre de levadura seca
- Uvas pasas para adorno (opcional)

   Relleno- el que os guste (mermeladas, cremas)

Modo de preparar:
Primero se tamiza la harina en un cuenco. Luego se añade los dos huevos el azúcar y la mantequilla blanda (hay que sacarla del frigorífico con dos horas antes para que esté blanda).
Se mezclan los ingredientes con un tenedor hasta que se forma la masa. Luego se va amasando con la mano hasta que resulta una masa firme pero no muy dura. Se deja reposar media hora y luego se puede empezar a trabajarla para darles formas a nuestras pastas.
Se prepara la mesa de trabajo espolvoreando bien de harina, luego se parte por la mitad la masa y se va amasando encima de la mesa. Luego con la ayuda de un rodillo se extiende una hoja con un grosor de 2-3 mm.
Para obtener  ese grosor habrá que darle un par de vueltas a la masa y espolvorear harina en la mesa cada vez que le damos la vuelta para que no se pegue, y con cuidado para que no se rompa. Suele romperse por las extremidades dado que lleva mucha mantequilla. Pero con un poco de paciencia se consigue.
Una vez que ya está extendida con la ayuda de unas formas de plástico se corta, teniendo en cuenta que cada forma tiene que tener su pareja para que al final se puedan pegar junto con el relleno. Yo he utilizado dos formas diferentes según se ve en la imagen.En el medio de la otra mitad se hace un agujero con la ayuda de una boquilla para decorar.





















Se hace el mismo procedimiento con la segunda parte de la masa.
 














Se prepara la bandeja del horno con papel vegetal y se colocan las pastas. Se introduce en el horno precalentado a 200ºC para 10 minutos. Para que salgan tiernas se procura que se queden blancas, no hay que dejarlas que se dore. Pasados los 10 minutos se puede probar una de ellas.



Si está hecha por dentro se puede sacar del horno. Se deja enfriar y luego se van rellenando. Con la ayuda de una cucharilla se echa el relleno que os guste en la primera parte y se  pega con  la segunda (la que tiene el agujero).
Yo he usado crema pastelera, mermelada de membrillo (casera) y nutela.
Al final se le puede poner de adorno uvas pasas y espolvorear bien de azúcar glas, se colocan en un plato y se tapa con film trasparente. Dejándolas de un día para otro se van poniendo más tiernas y muy sabrosas.

Espero que os gusten y que la preparéis vosotros también.
Podéis suscribirse o seguir el blog para estar al día con las novedades. También me podéis encontrar en las redes sociales.
Un saludo y

¡Hasta la próxima!

Comentarios