Tortilla de patatas y pimiento

Hola a todos. Para hoy tenemos la receta de una tortilla de patatas con pimiento rojo,que les viene de marravila. Un plato completo teniendo en cuenta  que los huevos son una buena fuente de proteínas, lípidos, carbohidratos y minerales, las patatas que tienen un 2% de proteínas, un bajo contenido en sodio y un alto contenido de potasio. Yo le he añadido el pimiento rojo por su gran aporte de vitamina C. 
Así que vamos a empezar con los 
Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 1 cebolla mediana
  • medio pimiento rojo
  • 4 patatas medianas
  • sal
  • aceite para freir (de olivas suave)
Modo de preparar:

Empezamos con pelar las patatas, lavarlas bien y trocearlas en dados grandes. Volvemos a lavarlas después del troceado para eliminar el exceso de almidón.
En una sarten ponemos a calentar el aceite. Cuando ya está bien caliente echamos las patatas. Hay que precisar que las patatas se tienen que freir en abundante aceite.
Yo he utilizado el aceite de olivas suave. 
Mientras que se frie las patatas, picamos la cebolla y la apartamos, seguimos con el pimiento rojo, picandole en dados pequeños. Rompemos los huevos y los batimos bien en un cuenco con una pizca de sal.
Cuando ya las patatas están bien fritas las sacamos en un recipiente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa, escurrimos el aceite de la sarten, guardando un poquito para freir la cebolla y el pimiento.
Mientras que se frien las verduras procedemos a machacar las patatas con una paleta de madera hasta que se quedan en trocitos pequeños. Las sumergimos en los huevos batidos y cuando la cebolla y el pimiento están ya echos hacemos lo mismo.
Mezclamos bien los ingredientes. Colocamos la sarten limpia al fuego y le echamos un chorrito del aceite que hemos guardado. Agregamos la mezcla removiendo un poco con una cuchara de madera. Esperamos unos 15 segundos para que empiece a cuajarse.
Mantenemos el fuego bajo para que no se queme. Después le damos la vuelta para que cuaje bien.

Consejo: Mientras que se está cuajando nuestra tortilla por el otro lado, con la cuchara de madera aplastamos suavemente por encima para que no se quede cruda por dentro, pero tampoco que se quede muy seca. Aquí depende del gusto de cada uno. Porque un poco jugosa está de maravilla.




Cuando ya está lista la tortilla, preparamos un picadillo de tomate con un chorrito de aceite virgen extra, pizca de sal y orégano.

Y aquí tenemos listo nuestro plato para hoy.


¡Bonn appétit! y


¡Hasta la próxima!🍎🍐🍓🍉🍌🍍

Comentarios