Bizcocho integral con arándanos


¡Hola a todos! En este nuevo post os traigo una receta dulce, un rico bizcocho integral, de esta vez con arándanos.

Ingredientes para un bizcocho:
  • 7 huevos calibre L
  • 100 g de harina integral de espelta
  • 100 g de harina blanca
  • 2 sobres gasificante o polvo para hornear
  • 80 g de azúcar moreno de caña integral sin refinar
  • 40 ml de aceite de oliva suave
  • Ralladura de medio limón
  • Aroma de vainilla
  • 1 cucharada sopera de cacao puro
  • Pizca de sal
  • 150 g de arándanos frescos

Modo de preparar:
Se separan las claras de las yemas. 
En un cuenco grande se echan las claras y se baten con la pizca de sal hasta que llegan a punto de nieve, luego se añade las yemas de una a una y se sigue batiendo hasta que se incorporan bien.
Se sigue, echando el azúcar con la ayuda de una cuchara, poco a poco hasta que ya se ha incorporado todo.
A continuación se añade la ralladura de limón y aroma de vainilla. Se para el robot y a continuación se va añadiendo la harina mezclada junto con el polvo para hornear. Se va incorporando la harina con la ayuda de una espátula, mezclando de arriba hasta abajo para que no baje el bizcocho.

Se enciende el horno y se pone a 200ºC con calor arriba y abajo. Mientras que se calienta se sigue terminando el bizcocho. Una vez incorporada la harina se prepara el molde forado con papel vegetal y se vuelca el bizcocho guardando un poco para mezclar con el cacao (unos 100g más o menos). Una vez obtenida la mezcla con el cacao se echa por encima del bizcocho y con la ayuda de una cuchara se le da unas vueltas para que se incorpore dentro del bizcocho.
Al final se añaden los arándanos por encima, aunque no se van a quedar aquí. Teniendo en cuenta que están frescos y contienen zumo van a bajar al fondo del molde, pero cuando ya está hecho el bizcocho se le da la vuelta al sacarle del molde y queda bien.
Se introduce el bizcocho en el horno caliente para 40 minutos aproximadamente. Pasados los 30 minutos podéis comprobar con la ayuda de un palillo, introduciéndole en el medio del bizcocho. Si sale seco significa que ya está hecho. En mi caso yo lo he tenido 40 minutos, pero  el tiempo puede variar en función de cada horno.
Cuando ya está hecho se saca y se deja unos 10 minutos antes de sacarle del molde. Luego se saca y se deja enfriar. Se puede consumir acompañado de café, leche, infusiones o con lo que más os guste.

Habéis observado que he usado algunos productos distintos de lo que se usan en los bizcochos de siempre. Probablemente os preguntáis ¿Por qué?
Pues porque el azúcar moreno de caña integral sin refinar es más saludable porque no pasa por los procesos de refinar como el azúcar blanco.
La harina integral de espelta tiene más propiedades que la blanca, e igual que el azúcar moreno no pasa por  tantos procesos de refinar.  De hecho este bizcocho lo pueden consumir las personas que están con dieta. Os aseguro que ha resultado esponjoso y jugoso a la vez por los arándanos que se han dejado el zumo dentro del bizcocho.
Es una receta sencilla, no se emplea mucho tiempo en preparar el bizcocho, además es muy indicado para todos aquellos que lleva una dieta o una alimentación saludable, debido que los ingredientes son de los más sanos, y está hecho en casa, que es lo más importante, no lleva ningún aditivo ni conservante. Se conserva muy bien a una temperatura de máximo 15ºC durante 2-3 días. También se puede conservar en el frigorífico, en la parte de arriba para varios días.

Suscribirse o seguir el blog es gratis. Así podéis estar al día con las novedades.
También me podéis seguir en las redes sociales.
Un saludo y
¡Hasta la próxima!

Comentarios