Panecillos integrales con frutos secos


¡Hola a todos! Hoy os traigo  la receta de panecillos integrales con frutos secos. Es una receta muy sencilla, que no necesita mucho trabajo, se hace como el pan de toda la vida, solo que yo le he añadido nueces, almendras y uvas pasas para darle un poco de alegría. Sirven para las tostadas del desayuno, o para acompañar las comidas y las cenas.
Os he hablado en un post anterior sobre la harina de espelta, que es una harina más saludable, ya que el trigo no ha sido manipulado ni cruzado con otras variedades de trigo. Tiene múltiples propiedades, por eso os la recomiendo.

Ingredientes:
  • 700 g de harina de espelta
  • 300 ml de agua
  • 50 g de uvas pasas
  • 50 g de nueces troceadas
  • 5-6 almendras trituradas
  • 2,5 g de sal
  • 2 sobres de levadura en polvo
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de chía (opcional)

Modo de preparar:
En un cuenco se tamiza la cantidad de harina. Luego se añaden los dos sobres de levadura y se mezcla bien con la harina. Se forma un pequeño volcán y se empieza a añadir los ingredientes: primero el agua caliente (35ºC aprox.) la sal, las nueces troceadas, las almendras, las uvas pasas y la cucharada de aceite de oliva.
Se empieza a mezclar con la ayuda de un tenedor hasta que se forma la masa. Luego con la ayuda de la mano se va a amasar ligeramente hasta que se incorpora casi toda la cantidad de harina. Puede sobrar un poco de harina para quedarse al fondo del cuenco. La masa tiene que ser elástica, que no resulte de una textura muy dura, así va a fermentar rápido y el pan saldra esponjoso.
Se tapa el cuenco con unas toallas de cocina y se deja a fermentar, o si disponéis de horno con la función de fermentación, se introduce el cuenco en el horno para 25 minutos aproximadamente a 60ºC.

Una vez fermentada la masa se saca en la mesa de trabajo que se ha espolvoreado un poco de harina previamente y se va amasando ligeramente.
Se prepara la bandeja del horno forrada con papel vegetal y se enciende el horno a 220ºC con calor arriba y abajo.
Se corta la masa en 5-6 unidades iguales, dependiendo de cómo os guste el tamaño y a continuación se van formando los panecillos.
Se colocan en la bandeja dejando un poco de espacio entre ellos y se dejan unos 10 minutos que fermente.
Pasados los 10 minutos les podéis hacer unos cortes, luego se van a pincelar con un poco de agua y al final se les espolvorea unas semillas de chía por encima si os gustan.

Se introducen al horno para 30-35 minutos aproximadamente, dependiendo de cada horno.
Una vez hechos se sacan y se dejan a enfriar. Se pueden conservar  para 4-5 días en una bolsa de tela o paneras de madera para que el pan pueda respirar.

Espero que os guste esta manera de preparar panecillos en casa. Os los recomiendo, ya que es una forma muy saludable de consumir el pan.
Suscribirse o seguir el blog es gratis, así podéis estar al día con las novedades. También me podéis seguir en las redes sociales.
Un saludo y
¡Hasta la próxima!🍎🍇🍏🍅🍑🍊🍉🍓

Comentarios