Pechuga de pollo marinada


Sabemos que a la pechuga de pollo no le encontramos mucho sabor, de hecho hay muchas recetas adaptadas para darle un poco de gracia a ese tipo de carne. Sin embargo para la dieta de perder peso y para todos aquellos que lleva una dieta equilibrada es el tipo de carne más recomendado entre otros por sus cualidades nutricionales. Es una carne con muy poca grasa, no contiene azúcar, contiene vitaminas del complejo B, vitamina C y K, y una alta cantidad de proteínas.
La receta de hoy no tiene mucha complicación, solo que hay que preparar la pechuga con un poco de tiempo antes de cocinarla.  Vamos a empezar con los
Ingredientes:
  • 2 pechugas de pollo sin piel

Para marinar:
  • 3 cucharas de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de medio limón
  • 2 cucharitas de miel
  • 2 cucharitas de mostaza suave
  • Pimienta negra molida, orégano, romero
  • Sal a gusto

Modo de preparar:
En un bol  se mezclan todo los ingredientes para marinar. La pechuga se corta en tiras largas pero no muy gordas para que coja bien el sabor mientras que está con las especias. Se coloca en un recipiente y se le echa la salsa por encima. 
Hay que dejarla a macerar por lo menos 3 horas o si se deja de por  la noche hasta el día siguiente, mejor.

Una vez que está marinada se puede preparar la plancha o una sartén antiadherente, se deja a calentar muy bien, se le echa unas gotas de aceite de oliva y a continuación las tiras de pechuga. Se van haciendo a fuego moderado por todas las partes.
Cuando ya están todas las tiras de pechuga echas se colocan en la sartén y se le añade por encima la salsa sobrante del marinado. Se deja a cocer un minuto por cada lado y listo.
Se sirve en caliente acompañadas de unas buenas patatas al horno o fritas según el gusto de cada uno.

Si os gustan mis recetas no olvidéis de suscribirse o seguir el blog. También me podéis seguir en las redes sociales.
Un saludo y
¡Hasta la próxima!


Comentarios