Albóndigas en salsa de tomate

Hola a todos.  Hoy toca de nuevo a cocinar, de esta vez unas ricas albóndigas en salsa.
Que ricas, esas albóndigas caseras, que las preparamos con mucho cariño en nuestras cocinas, y que no tienen nada que ver con las que las hay en los supermercados.
Por regla general en mi casa se come muy pocas cosas fritas, y en este caso las albóndigas las voy a freír, pero bueno, si eso sucede de vez en cuando no pasa nada.
Dicho esto, manos a la obra y  a preparar nuestra receta de hoy.

Ingredientes para 4 raciones:

Para las albóndigas:

♦500 g de carne picada (mixta)
♦100 de pan rallado
♦1 vaso de leche
♦1 huevo
♦2 dientes de ajo
♦Sal, orégano, pimienta, pimentón.
♦Aceite de oliva para freír

Para la salsa:
♦1 tomate maduro
♦2 cucharas de tomate triturado (bote)
♦2 cucharas de AOVE
♦2 dientes de ajo
♦Media cebolleta
♦1 trozo de pimiento verde (italiano)
♦2 cucharas de harina
♦Sal, pimienta, tomillo, albahaca
Modo de preparar:
Como ya tenemos todos los ingredientes a mano, vamos a empezar con preparar las albóndigas.
Primero vamos a añadir la leche en el bol del pan rallado. Mezclamos bien hasta que nos resulta una pasta homogénea.
Dejamos en reposo unos minutos mientras que preparamos la siguiente mezcla.
En un cuenco vamos a echar la carne picada, el huevo, el orégano, la pimienta, el ajo machacado, el pimentón, el perejil picado, sal a gusto.
Con un tenedor mezclamos muy bien los ingredientes y al final añadimos el pan rallado que lo hemos dejado en remojo. Mezclamos bien todo y procedemos a dar forma a nuestras albóndigas.
Con una cuchara de café cogemos una cantidad de carne como para formar una bola.
Con la ayuda de las palmas de las dos manos vamos a darles vueltas hasta que conseguimos nuestra albóndiga.
Un consejo: tener al lado un bol con agua para mojar  las manos, así no se nos va a pegar la carne de las manos, y será más fácil de darle forma a nuestras albóndigas.
Una vez que ya las tenemos echas, vamos a poner la sartén al fuego con abundante aceite.
Cuando ya está bien caliente introducimos las albóndigas pasadas anteriormente por harina,  y las freímos bien por todas las partes, dándole vueltas con un tenedor.
Cuando ya están listas las sacamos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
Apartamos y vamos a preparar la salsa.
Picamos los dos dientes de ajo, la cebolleta y el trozo de pimiento.
En una sartén ponemos a calentar las dos cucharas de aceite de oliva y cuando está caliente añadimos los dientes de ajo, le damos algunas vueltas para que se dore un poquito y luego añadimos la cebolleta y el pimiento. Dejamos a pochar unos 5 minutos removiendo con una paleta de vez en cuando.
Añadimos la sal y las especias también.
 A continuación añadimos el tomate rallado y el triturado del bote y dejamos a cocer unos 5 minutos, luego añadimos un vaso de agua y dejamos a cocer.
Mientras que se van cociendo los ingredientes, en un bol echamos la harina y medio vaso de agua. Mezclamos con un tenedor hasta que incorporamos toda la harina. Pasamos la mezcla por un colador y luego la añadimos a la salsa poco a poco y a fuego lento mezclando rápido con una cuchara de madera. Una vez incorporada la harina dejamos a cocer 5  minutos a fuego lento, y luego incorporamos las albóndigas.
Las dejamos a cocer en la salsa 10 minutos (5 minutos por cada lado). 
Pasado ya el tiempo apartamos del fuego y listo para emplatar.

Espero que os guste mi receta, y si es así podéis compartirla con vuestros amigos en las redes sociales.
Suscribirse o seguir el blog es gratis, así tenéis a mano las novedades. Podéis seguirme por las redes sociales también.

Un saludo y
¡Hasta la próxima!

Comentarios

Publicar un comentario