Quiche de verduras y jamón cocido


La receta que os traigo hoy es muy fácil de preparar, bien sabrosa y seguro que le va a gustar a toda la familia incluso a los niños. 
Ingredientes: 
  • 1 plancha de masa quebrada
  • (200 g harina de espelta, 70 ml AOVE, 1 huevo, pizca de sal)
  • Media cebolleta
  • Medio calabacín
  • Medio pimiento rojo
  • 1 tomate maduro
  • 2 huevos
  • 100 g  jamón cocido
  • 100 g queso rallado
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 40 ml nata liquida
  • Sal, pimienta negra molida, orégano

Modo de preparar:
Para la masa quebrada he utilizado la harina integral de espelta siendo más saludable, el AOVE (aceite de oliva virgen extra) que es el aceite más saludable que tenemos para preparar nuestras comidas.
En un cuenco se tamiza la harina y luego se añade el aceite, el huevo batido y unos 2g de sal. Se mezclan bien y se amasa hasta que se obtiene una masa firme y elástica. Se prepara la mesa de trabajo espolvoreando un poco de harina y se va amasando un poco más la masa.
Luego con la ayuda de un rodillo se le da forma a la plancha. Se extiende hasta que se queda ni muy fina pero tampoco muy gorda (0,3cm aprox.).
Se enciende el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. También se prepara la fuente, en mi caso una fuente de cristal, que le he echado unas gotas de aceite y he pincelado toda la superficie. Se coloca la plancha dentro de la fuente y se pincha con un tenedor o un palillo para dejar que salga el aire y que no suba la masa.
Se introduce al horno para 10-15 minutos.

A continuación se trocean las verduras (lavadas y peladas previamente) en dados pequeños, menos el tomate que se tiene que rallar.
En una sartén se echa el aceite y se pone a calentar. Una vez caliente se echa la cebolleta picada y se deja a saltear un par de minutos, luego se añade el pimiento y el calabacín. Se sigue salteando unos 5 minutos más y luego se añade el tomate rallado y el jamón cocido cortado en dados.
Se deja a saltear unos 3 minutos más removiendo de vez en cuando. Durante el salteado se añade un poco de sal, pimienta negra y orégano. Pasado el tiempo de salteado se apaga el fuego y se apartan las verduras para que se enfríen unos 5 minutos. Se sigue con batir los huevos y mezclarlos con la nata liquida. Luego se les añade las verduras, se mezcla bien y se añaden encima de la masa quebrada.
Se le echa una capa de queso rallado y se introduce al horno caliente a 180ºC con calor arriba y abajo y se deja unos 30 minutos o hasta que se dore por encima.

Este quiche se sirve tanto caliente como frío, puede ser un buen aperitivo o una cena excelente.
Espero que os guste.
¡Buen provecho!





Comentarios