Tiramisú de limón-delicioso

El tiramisú es un postre muy rico y bien conocido en todo el mundo. Hoy os propongo una receta de tiramisú de limón, muy fácil de hacer y con un resultado espectacular. Vamos a obtener un postre jugoso, con una crema refrescante y con un sabor intenso a limón. Es un postre ideal después de una deliciosa comida, ya que el limón a parte de que está muy rico tiene efecto digestivo también. Así que vamos a ver como se hace este delicioso
tiramisú de limón.
Ingredientes:
Para las cremas:
250 ml leche
100 g azúcar
30 g almidón de maiz o maicena
2 yemas de huevo
ralladura de un limón´50 ml zumo de limón
400 ml nata para montar
400 g queso mascarpone
50 g azúcar glas
Para el sirope:
200 ml agua
100 g azúcar
60 ml zumo de limón
Para la base:
Bizcochitos de soletilla o Savoiardi
Modo de preparar:
                   
Se empieza con preparar la crema de limón. Se pone en un caso la leche y la mitad de la cantidad de azúcar y se lleva al fuego. Cuando llega al punto de hervir se apaga el fuego y se añade la ralladura de limón. Se tapa el caso y se deja la leche a infusionar con la piel de limón durante 10 minutos.
Mientras, en un bol se echan el azúcar restante y el almidón de maíz. Se mezclan bien y luego se añade el zumo de limón. Se continua remover hasta que se disuelva el azúcar y el almidón. Luego se añaden las yemas y se sigue mezclando con las varillas manuales. Cuando la leche ha perdido temperatura y está templada se puede añadir a la mezcla anterior atraves de un colador para retener la piel de limón. Se remueve con las varillas hasta que esté incorporada la leche. La mezcla obtenida se vuelve a poner en el mismo caso y se lleva al fuego. Se va a cocinar la crema a fuego medio removiendo con las varillas continuamente para que no se quede pegada. Cuando empieza a coger consistencia se sigue cocinando un par de minutos más o hasta que se ve bien espesa. Luego se vierte en un recipiente bastante amplio para que se quede en una capa no muy gruesa. Así se va enfriando más rápido. Se tapa con papel film bien pegado de la superficie de la crema para que no forme costra. Se deja a temperatura ambiente para enfriarse.
A continuación se va a montar la nata con la ayuda de unas varillas manuales o eléctricas. Con las eléctricas se tarda muy poco, un par de minutos si la nata está bien fría. Cuando la nata está por la mitad montada se añade el azúcar glas y se sigue batiendo hasta que la nata esta montada. Se lleva al frigorífico hasta el momento que se va a utilizar. Se saca el queso mascarpone del frigorífico y se echa en un bol grande y se va batiendo con las varillas unos segundos y después se le echa la crema de vainilla que ya está fría. Se va a batir bien con las varillas hasta que se obtiene una crema homogénea. Luego se empieza a incorporar la nata poco a poco removiendo con una espátula de modo circular. Una vez obtenida la crema se lleva al frigorífico hasta el momento que se va a utilizar. También de prepara el almíbar o sirope para empapar los bizcochitos. Se pone a hervir el agua con el azúcar. Cuando empieza a hervir se le añade el zumo de limón y se sigue cociendo un par de minuto más. Luego se apaga el fuego y se deja enfriar. Hay quien le echa limoncello en vez de jugo de limón. Yo le echado jugo porque así pueden consumirlo los niños también.
También se va a preparar el molde donde se va a montar el tiramisú. Yo le puse papel film dentro del molde y deje parte del mismo caerse por fuera para que luego se pueda tapar el tiramisú. Yo he utilizado un recipiente de cristal con un diámetro de 22x22x5 cm. Pero se puede utilizar cualquier tipo de molde. Una vez que el sirope está frio se empieza a montar el tiramisú. Se van mojando los bizcochitos en el sirope, se escurren un par de segundos y luego se colocan en el fondo del molde. Una vez colocada la primera capa de bizcochitos se va a poner unas 3 cucharadas colmadas de crema y se va extendiendo con la ayuda de una paleta o un cuchillo. La crema tiene que estar uniforme y con un grosor de más o menos un centímetro. Luego se van a mojar otra vez bizcochitos y se van colocando en otra capa, y después otra de crema. Y así hasta que vamos a tener 3 capas de bizcochitos o 3 de crema. La ultima va a ser de crema. Ahora se tapa la superficie del tiramisú con el papel film sobrante y se lleva al frigorífico para 3-4 horas o para toda la noche. Luego se saca, se le retira el papel film de por encima, se tapa con un plato y se le da la vuelta. Se deja a caer solo por su propio peso. Y si no se cae se tira ligeramente del papel film. Una vez caído en el otro plato se le puede retirar el papel film. Ahora se le pone otro plato por encima, el en que se va a servir el pastel y se le da la vuelta otra vez. Se va a decorar con la crema sobrante que la hemos guardado en el frigorífico. También se le puede poner un poco de ralladura de limón y unas rodajas finas de limón cortadas por la mitad. Y listo para disfrutarlo. El tiramisú resulta bien jugoso y con un sabor riquísimo de limón. Espero que os guste la idea y que preparéis vosotros también este delicioso postre que es ideal para cualquier ocasión.
¡Hasta la próxima!

Comentarios