Como hacer pizza casera rápida y con masa casera sin reposo-Deliciosa

Hoy os propongo una receta de pizza rápida muy fácil de hacer y en menos de una hora. Es ideal tanto para los almuerzos como para cenar.

La masa, también casera se hace muy fácil y con poco esfuerzo. Así que vamos a ponernos manos a la obra y preparar esta deliciosa pizza rápida.

Ingredientes para la masa:

220 g harina

120-130 ml de agua muy caliente (50ºC)

5 g levadura seca

½ cucharadita sal

una cuchara de aceite

Para el relleno:

Los ingredientes son al gusto de cada uno.

Ejemplo de lo que yo he utilizado

para la salsa de tomate:

180 g salsa de tomate

sal, pimienta molida

orégano seco

albahaca seca

Luego he utilizado

80 g bacón ahumado

80 g jamón York

100 g queso fresco en cuña

un puñado de aceitunas negras sin hueso

50 g queso rallado que se funda bien

Modo de preparar:

Primero se prepara la masa para pizza y para eso vamos a tamizar la harina en un bol, sobre ella se va a poner la levadura seca y se mezcla bien. Luego se forma un hueco en el medio de la harina y se añade el agua muy caliente. Se añade también la sal pero por la parte externa de la harina. Se añade también la cuchara de aceite y con la ayuda del tenedor se va a remover de forma circular para incorporar la harina poco a poco. Si veis que hace falta un poco más de agua podéis añadir un par de cucharas más, porque dependiendo del tipo de harina y de su humedad puede que haga falta un poco más de agua. Se tiene que obtener una masa un poco pegajosa. Una vez formada la masa se saca sobre la mesa de trabaja donde se ha espolvoreado antes harina. Se va a amasar durante 5 minutos añadiendo harina si es necesario pero muy poca solo para evitar que se nos pegue la masa de las manos. Y se sigue amasando hasta que la masa se vuelve elástica y deja de pegarse de las manos.

Luego se va a engrasar un cuenco con aceite y se coloca la masa. Se tapa el cuenco con un paño limpio y se aparta mientras que se van a preparar los ingredientes para el relleno de nuestra pizza.

Podéis utilizar los ingredientes que os apetece, yo aquí solo os voy a dar un ejemplo con lo que yo he utilizado y me ha resultado una pizza deliciosa.

Se corta el bacón en tiras, yo lo tenia ya cortado en lonchas finas solo o hice en tiras pequeñas. El jamón York lo tenia cortado en lonchas cuadradas, solo he cortado cada loncha por la mitad y luego la he doblado. El queso que he utilizado ha sido un queso fresco de vaca que venia en cuña y que la verdad se ha fundido muy bien, lo he cortado en triángulos pequeños. A parte he rallado otro tipo de queso, uno curado de oveja, que particularmente me gusta mucho.

La salsa de tomate la he preparado de un tomate frito casero donde solo he añadido sal, pimienta molida, orégano seco y albahaca seca.

El horno se va a encender a 250º C o 482º F con calor arriba y abajo. La bandeja de horno se coloca en la parte más baja del horno.

Cuando ya tenemos todos los ingredientes listos espolvoreamos harina sobre la mesa de trabajo y sacamos la masa del cuenco. En 20 minutos más o menos la masa ha elevado, así que la amasamos ligeramente para sacarle el aire. Luego la formamos en una bola y empezamos a estirarla para darle forma redonda. Podemos hacerlo directamente con las mano o bien con la ayuda de un rodillo. La forma es la de menos porque podéis hacerla también cuadrada. Siempre que la masa tiene que estar más finita en el interior y los bordes más gorditos.

A continuación se coloca sobre papel de horno y se le arregla la forma.

Se echa por encima de la masa la salsa de tomate, luego se colocan las tiras de bacón ahumado. Después se reparte por toda la superficie el queso rallado, luego se colocan las lonchas dobladas de jamón York dejando un poco de espacio entre ellas porque a continuación se van a colocar los triángulos de queso. Y al final se va repartir por toda la superficie las rodajas de aceitunas negras.

Ahora para poder transportar la pizza al horno nos ayudamos de un plato llano muy grande o un trozo de cartón. Luego al colocarla en la bandeja se deja caer despacio junto con el papel de horno. Es el momento de bajar la temperatura del horno a 220ºC o 428ºF. Se va a hornear la pizza en la parte de abajo del horno durante 10 minutos, luego se va a subir en la parte del medio y se va a hornear otros 5 minutos o hasta que el queso está bien fundido. Luego se saca se deja enfriar un poco y a disfrutarla porque está riquísima.

Espero que os guste esta deliciosa pizza rápida con masa sin reposo que como habéis visto es muy fácil de hacer y que la hagáis vosotros también. ¡Hasta la próxima!


Comentarios